header image

Requisitos De Elegibilidad

¿Qué es una Cuenta de Ahorro para Gastos Médicos?

La Ley de Modernización y Mejoras en el Beneficio de Medicamentos de Venta con Receta de Medicare de 2003 agregó la Sección 223 al Código Fiscal para permitir que las personas físicas elegibles establezcan Cuentas de Ahorro para Gastos Médicos (HSAs) para los años fiscales que empiezan después del 31 de diciembre de 2003. Una HSA permite a las personas físicas pagar sobre una base libre de impuestos sus gastos de salud calificados y ahorrar para pagar sus futuros gastos médicos y los gastos de salud que califiquen al jubilarse. Una HSA es similar a las Cuentas para Jubilados (“IRA, por sus siglas en inglés”). Tal y como las IRA, una HSA se establece en beneficio de una persona física, es propiedad de esa persona y es “portátil”. Por lo tanto si la persona es un empleado que cambia o deja su empleo, la persona conserva la cuenta HSA. Sin embargo no se puede usar una IRA como una HSA ni tampoco se puede combinar una IRA y una HSA en una misma cuenta.

¿Quién es elegible para tener una HSA?

Para poder tener una cuenta HSA, usted debe estar cubierto por un plan de salud de deducible alto y no debe estar cubierto por ningún otro seguro médico. (Esta restricción no aplica para seguros en el caso de enfermedades específicas o accidentes, discapacidad, cuidado dental, cuidado de la vista, seguro de hospitalización o de cuidados de largo plazo). Además, usted no debe estar inscrito en Medicare ni puede ser reclamado como dependiente en la declaración de impuestos de alguien más. Usted tampoco es elegible para una HSA si, mientras esté cubierto por un plan de salud de deducible alto, también está cubierto (ya sea como persona física, cónyuge o dependiente) bajo un plan de salud que no es de deducible alto.

¿Cuál es la definición de un dependiente calificado?

La Sección 152 del Código del IRS tiene dos definiciones de un dependiente: niño que califique y pariente que califique. Un niño que califique es cualquier hijo, hija, hermano, hermana, sobrino, sobrina, nieto o nieta que:

  • No tenga 19 años durante el año (o 24 años si es un estudiante de tiempo completo). La excepción que se hace en estos casos es a personas con discapacidades a las que se les considere que satisfacen el requerimiento de la edad, sin importar su verdadera edad.
  • Tenga la misma dirección que el contribuyente, por más de la mitad del año
  • No contribuya con más de la mitad de su propia manutención

Un pariente calificado es cualquier persona que:

  • No es un niño calificado de otra persona
  • Tiene un ingreso menor al monto de exención fiscal (consulte a su asesor fiscal para obtener más detalles)
  • Reciba más de la mitad de su manutención del contribuyente
  • Viva con el contribuyente durante todo el año, en caso de que no sea un pariente cercano.

Si bien la Ley de Protección al Paciente y de Cuidado de la Salud a Bajo Precio (PPACA por sus sigas en inglés) permite a los padres añadir a sus hijos adultos (hasta 26 años) a sus planes de salud, el IRS no ha cambiado su definición de "dependientes" para las cuentas de ahorro para la salud. Esto significa que aunque el hijo de 24 años de un empleado esté cubierto por su plan de salud de deducible alto que califique para una HSA, ese mismo hijo de 24 años no será elegible para utilizar fondos de la HSA para pagar sus gastos médicos. En pocas palabras, si el titular de la cuenta HSA no puede incluir a su hijo como dependiente en su declaración de impuestos, entonces no puede gastar el dinero de su HSA en los servicios prestados a ese hijo.

¿Puede una persona física establecer más de una cuenta HSA?

Una persona física elegible podrá establecer y aportar a más de una HSA. Sin embargo, las normas que rigen a las HSAs, como aquellas en las que se fijan límites anuales máximos de aportación, aplican sin importar cuantas HSAs tenga establecidas. Es por eso que los saldos de todas las cuentas HSAs establecidas por una persona son sumadas con el fin de aplicar el límite anual máximo de aportación que se describe más adelante.

¿Qué es un “plan de salud de deducible alto”?

Un plan de salud de deducible alto, es un plan de seguro médico que tiene un deducible anual que es determinado por el Departamento de Tesorería cada año. El deducible debe ascender a por lo menos: (1) $1,300 por cobertura individual (una persona únicamente) o (2) $2,600 por cobertura familiar (cubriendo a más de una persona). Los gastos que salgan del bolsillo del individuo no pueden exceder de $6,450 por cobertura individual o $12,900 por cobertura familiar. Los gastos que salen del bolsillo de los participantes incluyen deducibles, co-pagos, y otros pagos que deben realizar para recibir los beneficios cubiertos, pero no incluyen las primas. Los planes de salud de deducible alto pueden tener cobertura por el primer dólar gastado (no deducible) para cuidados preventivos y costos más altos por otros gastos que salen de su bolsillo (co-pagos y co-seguros) para servicios fuera de la red. El monto de dinero descrito anteriormente está sujeto a ajustes anuales basados en el costo de vida. Tome en cuenta que las compañías de seguros médicos designan cuáles son los planes de deducible alto que califican para una HSA.

¿Quién puede ofrecer un plan de salud de deducible alto?

Un plan de salud de deducible alto podrá ser ofrecido por diversas entidades, incluyendo compañías de seguros y organizaciones de mantenimiento de la salud (HMOs, por sus siglas en inglés). Los empleadores que aseguran ellos mismos sus beneficios de salud, también podrán ofrecer planes de deducible alto.

¿Se permiten las HSAs bajo el plan de beneficios tipo “cafetería”?

Sí, se pueden realizar aportaciones a las HSAs del plan de beneficios tipo “cafetería”, siempre y cuando se sigan ciertas normas. El plan tipo “cafetería”, o el Plan de Beneficios Flexibles, es un plan para el empleado que le permite escoger entre una variedad de beneficios incluyendo efectivo para seguro médico y de accidentes, ventajas fiscales y aportaciones a planes de jubilación. Sólo los Planes de Beneficios Flexibles para “Fines Delimitados” pueden combinarse con las HSAs. Para mayor información consulte nuestras Preguntas Más Frecuentes sobre FSA para Gastos Médicos con la Enmienda de Fines Delimitados (Healthcare FSA Limited Purpose Provision).

Si se ofrece un plan de deducible alto como parte de un plan tipo “cafetería”, éste se puede usar para establecer su elegibilidad para una HSA.

¿Podrán cambiarse las aportaciones efectuadas bajo el plan tipo “cafetería”?

Si usted opta por hacer aportaciones bajo el plan tipo “cafetería” podrá empezar o cancelar su elección o incrementar o reducir el monto de su aportación a la HSA en cualquier momento, siempre y cuando el cambio sea efectivo de manera prospectiva.

¿Podrá aportar una persona que usa una tarjeta de descuento para servicios o productos de atención médica a una HSA?

Si la persona cuenta con una tarjeta de descuento podrá ser elegible para establecer una HSA si está cubierto por un plan de salud de deducible alto y necesita pagar costos de atención médica, tomando en cuenta el descuento, hasta que el deducible del plan de salud de deducible alto sea cubierto.

¿Podrá establecer una cuenta HSA una persona que esté cubierta por un Programa de Asistencia al Empleado (EAP, por sus siglas en inglés), un programa de control y tratamiento de enfermedades, o un programa de medicina preventiva?

Una persona que está cubierta por estos programas aún podrá ser elegible para establecer una HSA, si los programas no le brindan beneficios de atención médica o de tratamiento médico significativo. Ciertos análisis y servicios de cuidado preventivo se descartarán si se determina que el programa provee beneficios significativos de tratamiento y atención médica.