header image

¿Qué son los Planes de Beneficios Flexibles?

Los Planes de Beneficios Flexible se conocen comúnmente como FSAs. Incluyen FSAs de Gastos Médicos, FSAs para el Cuidado de Dependientes y Beneficios de Transporte y Parqueo que los empleados pueden usar para pagar a través de su nómina sus gastos de atención médica, cuidado diurno, y de ancianos, así como gastos de transportación, siempre y cuando sean elegibles. Tanto los empleados como los empleadores se ven beneficiados con las ventajas de impuestos de estos planes, ya que los salarios se ven reducidos al aportar dinero a la cuenta FSA.

Todos los gastos médicos deberán realizarse durante el año del plan y se aplicará la regla “úsese o piérdase”, que significa que los fondos que no sean utilizados al finalizar el año del plan se perderán. A diferencia de las HSAs, los fondos de los FSAs de Gastos Médicos no se podrán transferir a los siguientes años a menos que su empleador haya elegido la opción de poder transferir un monto de hasta $500 al siguiente año. Los fondos del FSA para el Cuidado de Dependientes no se pueden transferir al siguiente año del plan. Los fondos de los FSAs se perderán si el empleado deja la compañía.

Los empleados deben realizar las elecciones de su plan para todo el año antes de la fecha de comienzo del FSA y no pueden cambiar sus elecciones durante el año a menos que vivan un evento que califique, como matrimonio, divorcio, nacimiento de un hijo, etc.

La participación en un tipo de FSA (de Gastos Médicos) no afecta la participación en otro tipo de FSA (para el Cuidado de Dependientes), pero los fondos no pueden ser transferidos de un FSA a otro.

Los FSAs de Gastos Médicos y FSAs para el Cuidado de Dependientes están regulados por la Sección 125 del Código del IRS, a la cual es referida comúnmente como Planes de Cafetería de la Sección 125. Los beneficios de transporte están regulados por la Sección 132 del Código del IRS.