header image

FSAs para Gastos Médicos

¿Qué es un FSA para Gastos Médicos?

Este tipo de FSA permite a los empleados recibir reembolsos por los gastos médicos que no están cubiertos o no son reembolsados por otros seguros y planes como las HSAs y HRAs. Para que los gastos puedan ser reembolsados, deben calificar como gastos por atención médica, dental, de la vista o de farmacia, tal y como se define en la Sección 213(d) del Código del IRS.

¿Cuánto dinero puede aportar el empleado a su FSA para Gastos Médicos?

El límite anual que se puede aportar a los planes FSAs de Gastos Médicos que tengan fecha de comienzo o renovación a partir del 1ero. de enero de 2013 es de $2,550.

Si los fondos no se utilizan al finalizar el año del plan ¿se pierden las aportaciones?

Por lo general la respuesta es sí. Los FSAs están sujetos a la regla “úsese o piérdase” que significa que el empleado debe renunciar a los fondos de su FSA (ya sea de Gastos Médicos o FSA para el Cuidado de Dependientes) que no sean utilizados al finalizar el año del plan o si dejan la compañía. La única excepción ocurre si en empleador ha elegido la opción de transferir al año siguiente un monto de hasta $500 al FSA de Gastos Médicos. El dinero antes de impuestos que no se haya utilizado de estas cuentas, no podrá ser pagado en efectivo ni ser utilizado para cualquier otro beneficio.

¿Qué tipo de gastos cubren los FSAs de Gastos Médicos?

los FSAs de Gastos Médicos permiten que los empleados reciban un reembolso de los gastos médicos que no son cubiertos o reembolsados por otros seguros o planes como HSAs y HRAs. Para que los gastos pueden ser reembolsados, deben calificar como gastos por atención médica, dental, de la vista o de farmacia, tal y como se define en la Sección 213(d) del Código del IRS.

Los fondos de HSA, HRA y FSA ya no se pueden utilizar para comprar medicamentos de venta libre (como aspirinas y medicamentos para alergias y resfríos, etc.) sin receta autorizada por un médico. El farmacéutico tiene que surtir los medicamentos por recetas y deberán pagarse con fondos en su cuenta utilizando su tarjeta de débito al momento de la compra. Todavía existen muchos productos médicos que pueden comprarse sin receta médica (por ejemplo, soluciones para lentes de contacto, pruebas y suministros para diabéticos), así que asegúrese de revisar qué artículos están cubierto antes de realizar su compra.

¿Puedo cambiar mi elección o dejar de aportar dinero a mi FSA en cualquier momento del año?

Los reglamentos federales indican que una vez que se haya inscrito y seleccionado el monto de su aportación, no podrá cambiar su decisión hasta el siguiente período de suscripción, a menos que cambie su estatus familiar, como en el caso de:

  • Matrimonio o divorcio.
  • Nacimiento o adopción de un hijo.
  • Cambio en el horario de trabajo (de medio tiempo a tiempo completo o viceversa) del empleado, cónyuge o dependiente.
  • Muerte del cónyuge o dependiente.
  • El empleado o su cónyuge pidan permiso para ausentarse del trabajo sin goce de sueldo.