header image

Reembolsos de HRAs

¿Qué tipo de gastos de atención médica se pueden cubrir con un HRA?

Sterling ofrece dos planes HRA - Básico e Integral. El Plan Básico reembolsa únicamente los gastos médicos. El Plan Integral rembolsa los gastos que c alifiquen bajo la Sección 213(d) del IRS e incluye todos los gastos calificados de tipo médico, dental y de la vista.

Recuerde que a partir de 2011, bajo la Reforma de Salud, los fondos de HSA, HRA y FSA ya no se pueden utilizar para comprar medicamentos de venta libre (como aspirinas y medicamentos para alergias y resfríos, etc.) sin receta autorizada por un médico. El farmacéutico tiene que surtir los medicamentos por recetas y deberán pagarse con fondos en su cuenta utilizando su tarjeta de débito al momento de la compra. Todavía existen muchos productos médicos que pueden comprarse sin receta médica (por ejemplo, soluciones para lentes de contacto, pruebas y suministros para diabéticos), así que asegúrese de revisar qué artículos están cubierto antes de realizar su compra.

¿Cuáles son las reglas de reembolso?

Los gastos incurridos antes de la fecha efectiva del HRA no pueden ser reembolsados. Los empleadores pueden establecer los límites de tiempo para presentar reclamaciones para reembolsos. La fecha de servicio y no la fecha en que paga el participante, determina si la reclamación califica para ser reembolsada, con la excepción de gastos de ortodoncia.

¿Sterling paga directamente a los proveedores?

Sí. A diferencia de la mayoría de los administradores de servicios de salud, si usted lo solicita, Sterling pagará directamente al proveedor médico o reembolsará al empleado por el gasto.

¿Provee Sterling tarjetas de débito HRA?

Sí. Se ofrecen tarjetas de débito para el empleado y sus dependientes, si estos últimos están cubiertos por el HRA. Las tarjetas pueden ser ordenadas cuando el plan HRA es establecido. Una tarjeta se envía automáticamente al empleado. Se pueden ordenar tarjetas adicionales para los dependientes. Las primeras dos tarjetas son gratuitas, las adicionales o el remplazo de tarjetas (en caso de ser robadas o extraviadas) cuestan $10 por tarjeta. El empleador también tiene la opción de no otorgar tarjetas de débito a los empleados.