header image

FSAs para el Cuidado de Dependientes

Un FSA para el Cuidado de Dependientes permite a los empleados acumular fondos antes de impuestos para reembolsar sus gastos de guardería o cuidado diurno para los dependientes de edad avanzada o con discapacidades. Si el empleado está casado, no puede participar en un FSA para el Cuidado de Dependientes, a menos que su cónyuge también tenga empleo, sea estudiante de tiempo completo o esté discapacitado. En otras palabras, ambos necesitan tener un empleo fuera de la casa para justificar que necesitan ayuda externa para cuidar a los dependientes que sean elegibles.

Dependiendo del nivel de impuestos que pague el empleado, el hacerse cargo de los gastos por los cuidados de sus dependientes con dinero antes de impuestos, puede redituar en ahorros sustanciales por impuestos. Los empleadores también se benefician de la reducción de impuestos en las aportaciones de sus empleados.

Bajo las regulaciones actuales, el IRS limita el monto máximo que una persona puede depositar al año en su FSA para el Cuidado de Dependientes a $5,000 o $2,500 si está casado y realiza su declaración de impuestos por separado. El IRS impone restricciones adicionales basadas en el estado civil y la forma en la que se declaran los impuestos e ingresos de los cónyuges. Llama a Sterling o a tu asesor fiscal para obtener más detalles.

Los FSAs para el Cuidado de Dependientes están sujetos a la regla “úsese o piérdase”, que significa que los fondos que no sean utilizados al finalizar el año del plan, no se podrán transferir a los siguientes años y que el empleado tendrá que renunciar a ellos si deja la compañía.

Para obtener información actualizada de los gastos elegibles para el cuidado de dependientes, visite: http://www.irs.gov/pub/irs-pdf/p503.pdf (en inglés). Por lo general, los gastos para el cuidado de dependientes que son elegibles para obtener reembolsos, incluyen servicios para:

  • Un dependiente menor de 13 años
  • Cualquier otro dependiente, como un padre de edad avanzada, que sea incapaz física o mentalmente de cuidarse a sí mismo y que viva en el mismo lugar que el empleado participante
  • Un cónyuge que sea incapaz física o mentalmente de cuidarse a sí mismo y que viva en el mismo lugar que el empleado participante

Los gastos que no son elegibles incluyen:

  • El costo de la educación
  • Gastos por el cuidado de los dependientes pagados a: uno de sus dependientes, cónyuge o uno de sus hijos menores de 19 años